enaceitepress
EL HURACÁN TXOTX

EL HURACÁN TXOTX

15 EUR
Lámina de 30 cm x 42 cm en papel 'lumiart' de 300 gramos con acabado brillo.
Las láminas se envían en tubos de cartón kraft reforzados.
GASTOS DE ENVÍO GRATUITOS (SÓLO PARA ESPAÑA)

* * *

La relación de San Sebastián con México es absurda y adorable. Por eso nos encanta esta serie de láminas que hermanan las citas del calendario donostiarra (o ñoñostiarra, o lo que sea) con el imaginario de la lucha libre mexicana. ¡Viva San Sebastián, Cabrones!

El Huracán Txotx comenzó a levantar kupelas de sidra con tres años pero pronto saltó el escándalo: explotación infantil en Astigarraga. No. No. No habían entendido nada. Pero era demasiado tarde. La Ley, la obtusa Ley, no pudo parar lo que la Naturaleza había comenzado a forjar: había nacido el más poderoso wrestler al Este del río Urumea, un tipo prodigioso, ágil como un traguito de sidra pero mortalmente contundente como la resaca de esta bebida tan norteña, tan vasca-vasca. Huracán Txotx tuvo una carrera gloriosa de 30 años que se apagó un día de otoño de 1969, con su muerte en el ring. A lo largo de su carrera destrozó 785 barrikas de sidra en las cabezas de sus oponentes. ¡Voluptuoso! ¡Genial!

Las láminas de En Aceite Press se pueden enmarcar (o no), pegar con celo en la pared de una agencia de comunicación (o no), salir en una revista de decoración (o no), decorar un bar de viejos (o no), iluminar un estudio de diseño (o no), presidir una pared junto a la barra de pintxos más cara de San Sebastián (o no), servir de inspiración a una agencia de branding (o no), alegrar una casa en propiedad (o no), lo mismo pero en una en alquiler (o no), o un apartamento turístico de Airbnb (o no), se pueden regalar (o no), o autoregalar (o no), o robar (o no), o comprar junto a una bola de nieve de Donostia (o no), o ser un recuerdo turístico más que se mete en una maleta junto a un queso de Idiazabal envasado al vacío (sí o sí)